Home » Noticias » cabo de palos » Quizá sea el mejor Pregón de las Fiestas de La Manga

Quizá sea el mejor Pregón de las Fiestas de La Manga

Facebooktwitterlinkedinmail

Nos hacemos eco del pregón de Ventura Valero con el que arrancaron las fiestas de La Manga. Desde que arrancaron las fiestas de La Manga en el año 2008, han pasado por las fiestas muchos «pregoneros» y este sin duda merece la pena recordarlo.

PREGÓN FIESTAS DE LA MANGA 2022

“BUENAS NOCHES”
Hay todavía posibilidad de arrepentimiento? No?

Ale, pues vamos a ello y que sea lo que Dios quiera…

Buenas noches [email protected], buenas noches autoridades, buenas noches ciudadanos del mundo, vecinos de La Manga.

Espero, eso sí, esta noche no defraudar a quien me conoce y decirle, a quien no me conoce, que no se preocupe que esto va a durar poco, que no le va a dar tiempo a que se le caliente la cerveza

Ni soy político, ni estoy acostumbrado a hablar en público, por lo que pido perdón de antemano por los posibles errores que, seguro, voy a cometer. Mi currículum laboral, al margen del académico, es bien sencillo, trabajar, trabajar y trabajar e intentar, desde el sector público, hacerlo lo mejor posible y todo lo que estuviese en mi mano por el bien del Litoral, por el bien de La Manga, de mi Manga, de toda mi Manga.

Porque La Manga la siento muy mía, porque la quiero, porque en ella he vivido lo mejor de mi vida, como diría Julio Iglesias, y aquí, en este rincón del Mediterráneo, mirando al mar, sin ninguna prisa, sin ninguna pausa, esperaremos la llegada de la “parca”, disfrutando, eso sí, de ella contando amaneceres,

Pero…. debo de estar haciéndome mayor porque ya han pasado la friolera de 47 años (01-06-75) desde que aterricé por aquí ,un niño,

pero algo tiene La Manga que te atrapa, que te hipnotiza que te enamora a pesar de los levantes y de los lebeches.

(Prometo que el Levante ya no es lo que era, viento húmedo, del mar, fuerte, muy fuerte que te ponía la cabeza loca y que solía venir de tres en tres días, te metía la humedad en el cuerpo y nos hacía pasar más frío que en plena sierra. El Lebeche lo contrario, viento de tierra, muy traicionero en la mar que va “In crescendo” con el día y cayendo con el atardecer provocando, normalmente, unos preciosos y rojizos atardeceres)

(Dice un refrán que La Manga es un paraíso entre dos mares, la Mare que parió al Levante y la Mare que parió al Lebeche) pero solo es un dicho.

Y ves que con el paso del tiempo se van cumpliendo las etapas inexorables que el poeta cubano José Martí decía… “Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo, y escribir un libro, para perpetuarte como persona. Yo he tenido dos hijos, he plantado muchos árboles y he escrito varios libros. Mis hijos y su descendencia, junto con mis sobrinos, son mangueros, la mayor parte de los arboles los plante en La Manga y mis libros, escritos a cuatro manos, son sobre este territorio (El Mar Menor y la costa Litoral). Así que, irremediablemente, soy y seré de La Manga para siempre….

No soy yo quien para valorar mi trabajo, mis esfuerzos y desvelos, mi tiempo robado a la familia, a mis hobbys… pero cuando al final de tu carrera se acuerdan de ti, de la impronta que hayas podido dejar en la zona, sin hacer ruido, sigilosamente, de la forma de trabajar, del equipo que lo llevó a cabo contigo, del resultado de ese trabajo, del vacío que ha producido su ausencia, la añoranza que mucha gente de la zona le guarda a día de hoy …. es cuando empiezas a comprender que todo ese esfuerzo haya podido merecer

la pena. Y si encima de todo esto, como colofón, te permiten acompañar, durante dos años, a los Reyes Magos de Oriente en su visita a La Manga y palpar de primera mano la ilusión de los [email protected] de última generación, que al fin y a la postre son las pilas que te hace seguir trabajando por la zona, sumándole este intento de pregón, que tengo que agradecer en estos momentos, a pesar de los nervios de los últimos quince días, a la Asociación Cultural y Deportiva de La Manga (Gimena-Salva), que se acordaran de mí, la verdad, el esfuerzo, parece, que ha merecido la pena, te sientes alagado.

POR TODO ESTO, MUCHAS GRACIAS

En junio de 1975 llegué, como otros muchos, a La Manga, jóvenes y no tan jóvenes, los que gracias a ella pudimos salir del pueblo,

somos, como a mí me gusta decir, la Generación “0”, personas que no habíamos nacido en La Manga pero en ella quedamos atrapados, y aún seguimos. “Éramos los primeros pobladores”. Somos personas que entre comillas hemos vivido de La Manga pero hemos contribuido con nuestro esfuerzo y trabajo a que La Manga sea un poquito mejor, espero.

Y La Manga se puso de moda:

5 años después, con los ochenta recién estrenados y con 23 años, aterrizo en el embrión de lo que con el tiempo fue el Imsel (Instituto Mcpal. de Servicios de La Manga), en la primitiva “Asociación de Parcelistas de La Manga”, época en la que todo estaba por hacer, en la que se mezclaban, por un lado, el glamour de las retransmisiones de Nochevieja en TVE desde el Hotel Entremares, las películas de Julio Iglesias y Manolo Escobar y otros muchos que les siguieron, del Tiro de Pichón, del Casino y sus jeques, de las corridas de toros en La Paranza o en La Caracola, etc. y por otro, con la falta de medios, sin patrimonio público alguno, con apenas maquinaria, muy rudimentaria y obsoleta, con auténticas odiseas para poder recabar de los propietarios de la zona las cuotas suficientes para poder hacer frente a las nóminas de un mes, y de otro, y de otro, con la arena invadiéndolo todo, carreteras, arcenes y el esbozo de lo que podrían ser jardines plantado con crespinillo , yucas y alzavaras, totalmente gratuitas y de fácil expansión, mientras el control de acceso a La Manga consistía en tres guardas jurados uniformados y a caballo.

(Simón, Robustiano y Paco),

Una época donde no existían las Danas pero si los temporales duros de levante, donde “La Manga soñada por TMA, estaba haciéndose realidad, estaba de moda”….. se celebraban certámenes de miss España desde el Hotel Doblemar, infinidad de eventos y actividades, mientras seguían viniendo cada vez más famosos, jugadores de futbol, folclóricas, presentadores de televisión, personajes muy importantes del sector económico y financiero, etc. donde las posibilidades de diversión no escaseaban, no había botelleo pero disfrutabas igualmente de la noche en Las Panderetas, en La Bamba, La Pantera Rosa, Charlie Brown, Baccara, Wanitty, La Sal … , sin olvidar las memorables fiestas en Sancho Panza, una mezcla de guiris con el producto nacional organizado por los tour operadores de la época.

Una autentica lastima fue no haber sabido o podido aprovechar ese tirón, nombre y prestigio fraguado con mucho esfuerzo y trabajo, autentico referente dentro y fuera de España, que hacía agua por su base, descuidando lo más básico, la prestación de servicios. Se creó un gigante con los pies de barro.

Éramos la envidia de toda la región y de buena parte de los municipios cercanos, con lo que ello conlleva de zancadillas y palos en las ruedas

Siempre me ha gustado decir que el Mar Menor, en su conjunto, es un tren pero La Manga, guste más o guste menos, es la locomotora. Y siempre lo será, aunque, por desgracia, venida a menos.

No me gusta ser negativo ni agorero, por eso no hay ni una sola foto, de las que estamos viendo, en blanco y negro, no porque no las tengas, no, porque me gusta ver la vida con todo su color. Ser exigente, porque siempre lo he sido conmigo mismo, a la vez que constructivo pero no sería yo si no enumerara una pequeña muestra de los “Trenes Perdidos” que, o bien ha pasado de largo o sencillamente los han desviado a otra estación:

  • –  A los auditorios y palacios de congresos que pasaron de largo se unen otros Centros de Alto Rendimiento que no se entiende que se instalen allá donde solo tienen un mar para las actividades deportivas cuando pueden tener dos.
  • –  Con los polideportivos, campos de futbol, etc. otro tanto de lo mismo, cuando en La Manga, en concreto al Hotel Cavanna, fuimos los pioneros en traer equipos extranjeros a la zona. (Por eso yo fui jugador de futbol internacional porque, como jugador de la Deportiva Minera del Llano del Beal, servíamos de esparrin a equipos del norte de Europa que aquí venían, como ahora, a pasar el invierno) Y otro tren que no pudimos aprovechar.
  • –  Otro ente que desde su constitución solo sirvió para lo que sirvió, es decir, para parar una hipotética segregación de la zona pero que jamás ha desarrollado sus capacidades de gestión como un ente administrativo y ejecutivo de los servicios públicos para la zona es el Consorcio de La Manga, y así lo expresa el artículo 3o de sus estatutos, Fines: 1.- Garantizar la recepción en iguales condiciones por todos los habitantes del área de los servicios y actividades de interés local que constituyen su objeto.

2.- La conservación y mantenimiento de los bienes de uso y servicio público…..
3.- La implantación de los servicios de interés local que puedan convenir en el futuro dentro del ámbito territorial de su competencia….

Ya lo dijimos algunos en su constitución…. VAMOS A TRABAJAR JUNTOS… PERO PARECE QUE NADIE ESCUCHABA.

Y por favor, quitarme la foto de la Isla del Fraile, de

Águilas, de la cabecera de la página web del Consorcio.

(dicho con todo cariño).

Mención especial requiere, por ser los últimos en desarrollarse, los Proyectos EDUSI (Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible), pero igual podrían haber sido cualquier otro que le hayan precedido.

Leo textualmente su primer párrafo de en qué consiste: La

Manga es un entorno turístico con grandes posibilidades

gracias a su riqueza natural y cuenta con una identidad propia

independiente de los Municipios a los que pertenece……. Sin comentarios

Este hubiese sido un proyecto bonito e ilusionante para dirigir desde aquí, desde un Consorcio fuerte y con todos los medios y posibilidades a su alcance, no dependiente de los intereses, gustos y compromisos de otros que no viven o sufren La Manga todo el año y que apenas la conocen en verano y lo peor de todo, ven La Manga como una oportunidad de negocio o de lucimiento personal, no como algo que se quiere, que forma parte de ti, que te duele y a la que hay que echarle muchas dosis de cariño.

Porque si, hemos llenado La Manga de carteles, las páginas web están repletas de información, de publicidad… Se ha puesto Wi- Fi en las playas a las caravanas y chiringuitos, se han hecho aparcamientos donde ya existían, un mirador que no puedes tocar, se ha pintado un carril bici, con lo que conlleva para su mantenimiento, sin solucionar prácticamente ni uno solo de los problemas que ya tenía….. pero….. realmente se ha preguntado a los vecinos y empresarios de La Manga ¿Qué Manga queremos para dentro de 50 años? Si, ya sé que muchos de nosotros no estaremos pero estarán nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

¿Queremos una Manga enfocada para el turismo o para la segunda residencia?
Siiii, parece obvio pero no lo es. Si lo que queremos son más casas y que la mano de obra se circunscriba a dos meses al cabo

de año, pues sigamos en la línea que llevamos. Pero si queremos una Manga que al menos funcione desde Semana Santa hasta final de Octubre, como mínimo y como inicialmente lo fue, que de buenos servicios, buena imagen, divertida, lúdica, etc. para que sea atractivo venir desde cualquier punto de Europa en cualquier momento del año… pues tendremos que replantearnos muchas cosas, habrá que contar con suelo para instalaciones deportivas, auditorios, palacio de congresos, parques infantiles, zonas de ocio donde las personas que venga a La Manga se puedan divertir sin molestar a nadie, habrá que solucionar efectos secundarios de buenos proyectos que en su momento se hicieron pero que se quedaron a medias como el saneamiento integral de La Manga y que, por fin, puedan desaparecer esos olores que nos hacen famosos dentro y fuera de España. Tendremos que poner de acuerdo a todas las Administraciones implicadas, dando los puñetazos que haya que dar encima de la mesa, para tener, cincuenta años después, un paseo marítimo en condiciones por que….. ¿Qué localidad costera de dentro o de fuera de la Región no tiene paseo marítimo por pequeña que sea?

Tendremos que solucionar los problemas de tráfico de una vez y por todas, no vale solo con coordinarse o trasladar el cruce de Puerto Bello a Cabo de Palos o sincronizar los 10 semáforos que hay entre el Zoco y Eurovosa para no tener que parar 12 veces. Y tampoco vale que el lumbreras de turno, que tiene prisa por llegar a la capital, proponga un quinto carril para él ser más diligente en su viaje y los vecinos tengan que dormir con tapones.

De verdad, estando como está todo inventado, tan difícil es proyectar una Gran Vía telescópica que contemple y solucione de verdad de la buena el tráfico, los pasos de peatones a ras de suelo, elevados, soterrados o en globo… que lo contemple todo, la doble calzada, la mediana, las zonas ajardinadas, las paradas de bus, la carga y descarga, los aparcamientos, los cambios de

sentido, las aceras y hasta una recogida eficiente y moderna de las basuras, de verdad, ¿tan difícil es?

Yo, particularmente, creo que se puede y se debe hacer, porque ya quedan pocos trenes por pasar.

  • –  Y para no cansar mucho al personal solo unos titulares recientes de prensa más:
  • –  La Verdad, 24-Junio-2022: El Ministerio prevé instalar la Oficina del Mar Menor en las torres gemelas de Murcia, será para verlo en perspectiva.
  • –  La Opinión, 18-Dic-2021: El Oceanogràfic de Valencia hace hueco al Mar Menor, tampoco está mal, así los niños de la región tienen una excusa para viajar y de paso… ver el caballito de mar.
  • –  La Verdad, 11-Febr-2022: Águilas acogerá un centro de producción de especies marinas (En esta nueva instalación del Ministerio se cultivarán fanerógamas y se criarán caballitos y nacras para repoblar el Mar Menor). Sin comentarios.

Solía decirme un buen amigo y compañero policía.. “Ventura, por muy gordos que sean los problemas para el día 01 de septiembre están todos resueltos”.

Y seguimos así: ya están recogiendo los churreros, ya no hay botelleo, no hay controles de tráfico, no hay colas…. pero la estacionalidad nos está matando, nos ha matado, bien porque no hemos sabido romperla o simplemente porque hemos mirados para otro lado.

Supongo que debemos de estar en septiembre y se nos queda La Manga, impasible, preciosa, llena de posibilidades, para vivirla, para enamorarse cada mañana con todos y cada uno de los distintos y coloridos amaneceres que encantarían al mismísimo Sorolla, junto a una buena taza de café contemplando como el astro rey comienza a calentarnos la cara. Para disfrutar de sus playas, de sus arenales, de sus cristalinas aguas, unas más cálidas que otras, de paseos a ninguna parte junto al mar para terminar, sosegadamente el día, con un sorbo de vida en una copa, en buena compañía y disfrutando de uno de tantos atardeceres únicos que desde cualquier punto de La Manga tenemos sobre el Mar Menor. Ojala septiembre durara seis meses.

Menos mal que en Septiembre nos quedan las fiestas y al menos nos sirve para volvernos a ver después del verano, del largo verano, y compartir, al menos, una buena cerveza con los amigos.

Porque parafraseando a Martin Luther King:
Yo también he tenido un sueño…

Llevo 25 años dando la Vuelta a pie al Mar Menor y Sueño casi a diario con poder hacerlo entre Cabo de Palos y Veneziola por un precioso paseo marítimo, sin pisar asfalto ni gravilla del arcén.

Sueño con ver restaurado el poblado eneolítico de Amoladeras, transitar entre sus chozas y saber cómo fueron nuestros orígenes. Con las salinas, con los molinos…

Sueño con un acuario con especies propias del mediterráneo y del Mar Meno, sin olvidar, por supuesto, a nuestras inseparables medusas.

Sueño con ideas innovadoras, atrayentes, atractivas, con diseño que le den calidad, personalidad y distinción a La Manga, ya sea para hacer un puente, construir un aparcamiento o solucionar los problemas de tráfico.

Sueño que no se ha cerrado ningún hotel y que los solares que puedan quedar se destinan única y exclusivamente a plazas hoteleras, que vuelven los tour operadores, que vuelve el turismo con mayúsculas.

Sueño con no perder la ilusión y poder invertir la tendencia descendente que llevamos desde hace ya bastantes años, desperdiciando el inmenso potencial, de todo tipo, que tiene La Manga.

LOS SUEÑOS SOLO MUEREN SI MUERE EL SOÑADOR

Y terminamos con una poesía de Carme Conde:

Y hoy, radiante día de setiembre único,
¡alegría de las dos mares azules, una y dos en la misma, orillas de “La Manga”, ardiente de tierra!

Que las retiene y separa, que las divide y las une en la doble interminable “Junta” que es la clave de este mar, tan íntimo y complejo.

FELICIDADES MANGUEROS
Y A DISFRUTAR DE LAS FIESTAS

Muchas Gracias

Ventura 07-09-2022

Facebooktwitterlinkedinmail

Sobre La Voz de La Manga

Editorial

Quizás te interese

Mangatel estará presente en las Fiestas de La Manga

Después de dos años de parón obligado vuelven las fiestas de La Manga del 7 ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *