Home » Deportes » Aspectos nutricionales en la mujer deportista: la tríada de la atleta

Aspectos nutricionales en la mujer deportista: la tríada de la atleta

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

En la actualidad el deporte a diferentes niveles es practicado tanto por hombres como mujeres, pero la necesidad de mantener unas funciones u otras es lo que hace que puedan existir pequeñas diferencias entre las necesidades nutricionales de ambos sexos. La nutrición en la mujer es necesaria para cubrir los requerimientos de la vida diaria, la construcción y reparación de todos los tejidos, el crecimiento y desarrollo en niñas y adolescentes, el mantenimiento de la función menstrual, el entrenamiento y la competición así como cubrir cualquier otro gasto de energía adicional (estrés psicosocial o enfermedades). Cuando la mujer no se nutre adecuadamente y no puede mantener todas estas funciones, pueden aparecer diversos trastornos cuyo fin último será la disminución del rendimiento deportivo y el empeoramiento de la salud.

Uno de los trastornos que puede aparecer en la mujer deportista es la tríada de la atleta. Este trastorno se define como un “síndrome grave compuesto por tres trastornos interrelacionados cuyo origen es la baja disponibilidad de energía que desencadena una cascada neuroendocrina que puede o no tener manifestaciones clínicas”. En otras palabras, un conjunto de enfermedades que se pueden producir en las mujeres cuya alimentación no es suficiente para mantener todas las funciones descritas anteriormente y que puede tener o no manifestaciones clínicas que informen del síndrome para poder atajarlo. La causa principal suele ser la presión sufrida por las mujeres para mantener un peso ideal, que les lleva a que su ingesta calórica sea menor que el gasto calórico, de esta manera el cuerpo reacciona ahorrando en procesos “secundarios” como los que hablaremos después para poder seguir manteniendo las funciones vitales. La triada de la atleta está compuesta por tres trastornos principales: trastornos del comportamiento alimentario, trastornos en el ciclo menstrual (amenorrea) y pérdida de masa ósea con posible aparición de osteoporosis precoz. A continuación los detallaré uno por uno:

Trastornos del comportamiento alimentario (TCA):

Los trastornos del comportamiento alimentario son el resultado final de la unión entre la restricción calórica continuada y un comportamiento patológico (vómitos, abusos de laxantes, atracones continuos seguidos de acciones de compensación…). En el deporte es frecuente que la mujer se preocupe por su peso y aspecto físico. La simple restricción calórica mantenida en el tiempo y las presiones por mantener un peso ideal puede dar lugar a la aparición de trastornos del comportamiento alimentario. Existen dos trastornos principales: la anorexia nerviosa definida por la American Psychiatric Association (APA) como “una conducta alimentaria restrictiva donde el individuo restringe la ingesta de alimentos y aun así se encuentra gordo a pesar de estar un 15% o más por debajo del peso corporal ideal” y por otro lado la bulimia nerviosa, definida como “un ciclo en el que se alternan períodos de restricción de la ingesta de alimentos con períodos de atracones desmedidos, seguidos por métodos compensatorios para evitar el aumento de peso”. Sin dirigirnos tanto a los extremos, pueden existir también deportistas que sufran trastornos relacionados con el comportamiento alimentario pero no lleguen a utilizar métodos de compensación. Aquí englobamos los trastornos compulsivos por atracón (sin acción compensatoria) y la alimentación desordenada en los que la persona se preocupa por la alimentación, el peso y la imagen y existe alto riesgo de que pueda desembocar en un TCA.

La prevalencia de la aparición en mujeres deportistas de TCA es mayor en un rango de edad entre los 12-21 años y en aquellos deportes donde el mantenimiento de un peso corporal bajo, la estética corporal y un físico esbelto se consideren ventajosos (gimnasia rítmica, carreras de fondo, ciclismo de fondo, natación sincronizada, ballet, patinaje artístico…) Además, también aquellos deportes en los que es necesario mantener un peso determinado para entrar en una u otra categoría pueden también existir ciertos riesgos (judo, karate, taekwondo, boxeo…)

Amenorrea y disminución de la masa ósea.

Ambos trastornos van relacionados, ya que la presencia de amenorrea en las deportistas puede producir pérdida de masa ósea. Las causas por las que puede producirse la amenorrea en las deportistas pueden ser diversas: ingesta calórica baja, peso corporal bajo, comidas desordenadas, estrés social y psicológico, intensidad y volumen de los entrenamientos, retraso de la menarquía (primera menstruación) o un nivel bajo de grasa corporal. ¿Cómo puede provocar la amenorrea pérdida ósea? Los niveles bajos de estrógenos y progesterona actúan directamente sobre las células óseas (osteocitos), de esta manera, la destrucción de tejido óseo supera a la nueva formación y existe un riesgo de fracturas por sobrecarga, osteoporosis precoz, lesiones en tejidos blandos, retraso en el proceso de curación de lesiones y capacidad reducida para la recuperación.

¿Qué intervenciones nutricionales deben realizarse en la triada de la atleta?

  • Disminución del entrenamiento en un 10-20%
  • Aumento gradual de la ingestión de calorías
  • Aumento del peso corporal un 2-3%
  • Aumento de la ingesta de calcio hasta 1500mg/día
  • Suplementación con vitamina D si en sangre es menor que 75 mmol/L
  • Suplementación con 10 mg/día de ácido fólico
  • Acercamiento multidisciplinar: la medicina, la nutrición y la psicología, principalmente, deberían trabajar juntas para asegurar una recuperación adecuada de las deportistas con riesgo de sufrir este síndrome global o alguno de sus trastornos.
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre Metabolic Balance España

Quizás te interese

lmc_carerra-montana_esp

V Carrera de Montaña de La Manga Club

Nueva cita en La Manga Club con el deporte: V Carrera de Montaña Por quinto ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *