Home » Efemerides » 20 de agosto…

20 de agosto…

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

de 1920:

Poema publicado en la prensa: “Oda a La Manga”:

“La Manga del Mar menor
es una señora manga
algo ceñida tal vez,
que tiene el inconveniente
de no tener compañera
y ser manga para diez.
          Su visión es imprecisa;
no es fácil determinar
si es de mujer ó varón,
ó brazo fertilizante
de aquel prehistórico atlante
que cuenta que naufragó.
         Pero manga sí lo es:
y el modisto que la hizo
debió entender de moral;
que no es larga que se pierda,
ni ancha que la murmuren,
ni estrecha que incite á hablar.
          Ni manga contra recate
ni que artera disimule
mano sagaz de ladrón,
honesta como ninguna
jamás al codo ni el brazo,
ni las uñas enseñó.
           El brazo que se la vista
muy potente debe ser,
y hasta brazo maternal:
pues supera los dos mares
como la madre á dos hijos
que quisieran pelear.
          A dos pilletes de playa
que si no son colilleros
en la arena viven bien:
que se escupen aun espumas
y aunque los dientes se enseñan
no se llegan á morder.
          Madre manga ó manga madre:
honesta como ninguna,
yo quiero ser tu cantor:
hasta que el mundo proclame
que es una señora manga
la manga del Mar Menor.”

Playa de Levante. Años veinte.
Playa de Levante. Años veinte.

de 1925:

“¿Quién ha dicho que la verbena es fiesta vana, ñoña y, por muy azul demasiado sin substancia y no poco ridícula?

…así de primorosas han resultado las dos verbenas que en la apacibilidad de unas noches admirables han diseñado, en un reducido telón de Cabo de Palos, un haz de paraíso…

… María Eulalia, la simpar María Eulalia, vestida, por todo adorno, con los tocados de su natural belleza esplendente; Adelia, la del suntuoso mantón de Manila vestido con todas las gracias de su singular gentileza; Presentación, convertida en ‘apache’ lindísimo; Juanita, Conchita, y tantas otras –todas tan bonitas, tan elegantes- con los acordes de un organillo, caduco pero de jóvenes entrañas de sensibilidad de orquesta grande, hemos pensado con sinceridad que una verbena junto a las orillas del mar es una fiesta jubilosa, que se adentra arrulladora en nuestra alma, adormeciéndonos en un sueño encantador, pleno de seducciones, de halagos y de felicidad… nombres por no olvidar ninguno. Pero no nos resistimos a la tentación de enviar nuestros plácemes a las dos figuras de más realce por su actividad: a la señorita Julia Frigard, alma de la fiesta, y al señor don Manuel López Gálvez, cimiento, columna y techo de la simpática comisión.

En las verbenas, lucidísimas y suntuosas, brilló la alegría, la selección y el buen gusto. Los mantones de manila, riquísimos todos, figuraban en aplastante mayoría.

Vimos en ellas a las bellísimas señoritas María Eulalia Guzmán, Ofilia Asensio, Catalina Campillo, Librada Cantó, señoritas de Clemares, Mary Carrich, Cecilia Carnicer, María Cegarra, señoritas de Cuesta, Consuelito Conesa, Consuelito Escámez, Manolita Ferrer, señoritas García Ráez, Caferina Cogorza, Isabel Luengo, Conchita Madaria, Herminia Martínez, señoritas de Maestre Pérez, Miquita Martínez, señoritas de Martínez Garrigos, Trinidad Meroño, señoritas de Navarro, Fuensanta Navarro, Adelia Plazas, señoritas de Payá y López, Presentación Pujante, Conchita Quiles, señoritas de Ros Manzanares, Carmen Ros, Adelaida Roch, Manolita Sánchez, María Solé, señoritas de Salmerón Franco…”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre La Voz de La Manga

Redacción de La Voz de La Manga.

Quizás te interese

28 de mayo…

de 1971: A menos de cuarenta millas de Cabo de Palos el ‘Saga’, un barco ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *