Home » Destacado » Playa Chica, el gran chiringuito

Playa Chica, el gran chiringuito

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

El chiringuito Playa Chica (en el km 16.5) está consolidado como un lugar familiar, al que se va a disfrutar de la comida. Sus 300 metros de parcela no se quedan nunca demasiado grandes, pues las colas de espera son un hecho visible. Paellas, barbacoas todas las noches o las sardinas son algunos de los platos que vuelan dentro de este lugar tan grande, con nombre tan “chico”.

La Manga del Mar Menor, 25 AGO 2014. Miguel Ángel López Zapata es un murciano carmelitano, del gran Barrio del Carmen, que lleva viviendo suficientes años en La Manga como para poder aseverar que este es el mejor lugar del mundo. En estos diecisiete años ha conocido los inviernos de este lugar y aún así no los cambiaría, él no sólo es el dueño de el chiringuito Playa Chica, sino que también posee otro chiringuito, el hermano menor, el Estacio Playa. Aunque, en realidad, lo único que tienen de menor en Estacio Playa sean sus dimensiones, pues se abrió un año antes, en 2004, que el chiringuito que realmente nos ocupa hoy, Playa Chica, que lo hizo en 2005.

Este gran lugar se mantiene abierto desde el viernes de dolores, en semana santa, hasta la última semana de septiembre. Cuando llega octubre, el temido mes para muchos comerciantes de La Manga, Playa Chica no cierra sus puertas y desmonta. Ellos no están allí por una concesión del ayuntamiento, sino que están situados en una parcela privada, esto permite que la majestuosa estructura de madera del chiringuito se mantenga todo el resto del año. Y esto permite, además, que dentro hayan instaladas dos cocinas para no mezclar materiales ni productos, una para carne y otra para pescado. Desde 10 de la mañana a 2 de la madrugada son dos cocinas que no dejan de echar humo, y un chiringuito que da trabajo a 22 personas, en temporada alta, y a seis personas fijas el resto de meses. “Tengo la suerte de tener un equipo excepcional, si no tienes gente tan profesional trabajando, al final, las cosas no funcionan” explica Miguel Ángel.

Una de las mejores cosas, a ojos de Miguel Ángel, es la situación del chiringuito, “estoy enfrente de la mejor playa del mundo. El Pudrimel, que no hace para nada honor a su nombre, tiene un agua y una arena increíble, y yo no soy el único que lo piensa”. Aunque, si como ya hemos dicho, lo primordial es ir al chiringuito a comer, en este campo también estamos servidos. A muchos les habrá conquistado solo por las barbacoas que se hacen todas la noches, puesto que la carne, de cordero, churrasco, conejo… a la piedra y las patatas asadas en horno de leña, son dos atrayentes para enamorar por el paladar por menos de 20 euros por persona.

El tipo de cliente que frecuenta Playa Chica es familiar. Si bien los extranjeros tienen más presencia en el mes de julio, el cliente habitual del chiringuito es, sobre todo, de Madrid, “yo no tengo nada en contra de los madrileños, que a fin de cuenta son los que me dan trabajo a mí. Cuando hay fiesta en Madrid aquí tenemos que correr” asegura agradecido Miguel Ángel. Por tanto ajetreo, solo se reservan mesas en ocasiones contadas, además asegura que es importante mantener los alrededores del chiringuito limpios, de ahí que haya una persona durante toda la noche que vigile y limpie la zona, sobre todo donde las máquinas de limpieza no pueden llegar.

El chiringuito está realmente cerca de lo que sería la conexión de La Manga con San Pedro del Pinatar, y a pesar de que esto supondría una revalorización del lugar de un 50%, la idea no es bien recibida por quienes están allí. “Yo vería bien que abriesen un paso peatonal que pudiesen usar también las bicis, y porqué no, las ambulancias cuando hubiese la necesidad. La Manga tiene muchas playas vírgenes que desaparecerían, además sería engañar a la gente que compró aquí buscando la tranquilidad que no te da, por ejemplo, Benidorm” argumenta uno de los encargados de Playa Chica, Agustín Alfaro. Finalmente Miguel sentencia contundente “yo no quiero que abran, para los coches, con San Pedro por una razón muy sencilla, yo quiero a La Manga más que a mi chiringuito y mira que esto es fuerte, pues vivo de ello y ganaría más dinero, pero yo no quiero eso para La Manga, no le vendría bien”

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre Carmen Navarro López

Estudiante de periodismo en la Universidad de Murcia. Apasionada del coaching y de los idiomas. “Las opiniones son libres y los hechos son sagrados” si quieres leerme, escucharme o verme, échale un vistazo a mi blog.

Quizás te interese

Ya está disponible el proyecto de pista de atletismo La Manga en pdf

Hoy se presenta la propuesta en la sede de la AAVV de La Manga apoyada ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *