Home » Opinion » Cartas al Director » Diversión no es sinónimo de mala educación, por Lola Salas Jerez

Diversión no es sinónimo de mala educación, por Lola Salas Jerez

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Igual estamos planteando mal el problema, igual no se trata de una moda pasajera llamada BOTELLÓN. Quizás simplemente deberíamos decir que sentimos poco respeto por los espacios públicos, y nada de amor por lo ajeno. ¿A cuantas familias enteras podemos ver abandonar las salas de los cines, sin coger después los cubos vacíos de palomitas o los vasos de refrescos? Resuelto con ese dicho tan españo:l “que lo quiten las limpiadoras que para eso les pagan”. Bien, pues traslademos el momento cine al día a día de una persona. Si saco a mi perro, ¿para que coger sus cosas, si el Ayuntamiento limpia? Voy a la playa, ídem. Me voy de fiesta, y ensucio. No es mi problema. ERROR. Por muchos equipos de limpieza que existieran, su cometido sería el de ayudar a mantener limpia una ciudad, no el de enseñarnos civismo y buenos modales. El ejemplo que damos a nuestros hijos, queda patente generación tras generación. Para mí la solución existe, al menos con respecto al botellón. Me consta que existe una ley que prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública, el tema de esta ley es que se aplica con cierta arbitrariedad. Si patrullas de policía hicieran acto de presencia, por las zonas donde se concentra la gente, creo que la situación mejoraría algo. Se pide identificación a cada persona que esté cometiendo dicha infracción, o al menos a la que ensucie. Al día siguiente, notificación en casa con correspondiente sanción económica, que podría ser eliminada, si esta persona, accediera a colaborar en la limpieza del lugar ensuciado previamente. Si se tomaran más medidas de concienciación no habría lugar para la sanción. El problema a todo problema en este país, es la pasividad elevada al mayor exponente. Hasta que algo no nos afecta no reaccionamos, pero creo que ya toca. Dicen que la riqueza de un país, se mide por las toneladas de basura que genera. Espero que esto cambie algún día, y que lo de ser respetuoso con el medio ambiente no quede en una mera frase hecha. Que realmente, la gente no ensucie. Sea en el entorno que sea. A  todos nos afecta, a todos nos importa, o debería. Saludos.

Por Lola Salas Jerez.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre La Voz de La Manga

Redacción de La Voz de La Manga.

Quizás te interese

“El libre albedrío: La Manga del Mar Menor a las 10:30 de la mañana”, por María Isabel Garrido Muñoz

Desde las 8 de la mañana,  un grupo de jóvenes poligoneros puestos hasta las cejas ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *