Home » Efemerides » 19 de julio…

19 de julio…

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

de 1927:

El pueblo ya es un lugar relativamente masificado de veraneantes y la prensa recuerda, al inicio del verano, las carencias que se van a encontrar los que allí se dirijan y los incumplimientos apalabrados por el Ayuntamiento.

“…se va ensanchado la fama de las incomparables bellezas naturales que atesora Cabo de Palos, con su dilatada playa de Levante, su pintoresca Barra, y su costa brava cortada por numerosas colas que dan al paisaje variedad y originales encantos.

En la explanada del faro, Obras Públicas ha llevado a cabo algunas reformas mejorando el piso, suavizando la ascensión a la meseta y construyendo una balaustrada sobre el cantil dominador del grandioso panorama del mar que allí se ofrece en toda su intensa amplitud.

Al final de la temporada del año pasado, y después de varios artículos elogiosos de Cabo de Palos, publicados por nosotros en este periódico, el Ayuntamiento de Cartagena dio una nota oficiosa anunciado grandes reformas en aquellos lugares, en efecto, se mandó una brigada que levantó el plano del cabo, y se dijo que se urbanizaría todo el pueblo; pero no se ha hecho nada, no ya las rampas de la playa de Levante y otras bellas cosas prometidas sino la más pequeña corrección de solares, muladares y otras máculas del más sugestivo paraje estival de nuestra provincia, el cual continua, en lo que se refiere a policía y ornato, lo mismo que el día remoto que tocó en sus arenas la quilla del primer barco fenicio.

Y es una lástima que no se conceda un poco de atención a Cabo de Palos, para bien de todos.”

El puerto de Cabo de Palos durante las primeras décadas del siglo XX.
El puerto de Cabo de Palos durante las primeras décadas del siglo XX.

Unos días más tarde, y bajo el título de “El veraneo en Cabo de Palos”, la prensa continúa criticando la dejadez municipal para con el poblado:

“Si las innumerables bellezas que la Creación volcó en Cabo de Palos, continúan en estado salvaje y, lo que es peor, maculadas por ciertas fealdades antihigiénicas, se corre el riesgo de que la fama creciente de los bellísimos parajes de aquella costa se empañe y disminuya hasta desaparecer. Cabo de Palos –se dirá- es muy hermoso, pero está tan abandonado, que no se puede vivir allí.

A finales del verano pasado se habló de construir un malecón en toda la playa de Levante, de unir con un ancho pasea esta y la Barra, y de otras reformas de gran vuelo.

Pero no hace falta tanto para adecentar un poco a la más atractiva colonia veraniega de la provincia. Bastaría por lo pronto la desaparición de los muladares, la corrección de algún arenal, un poco de alumbrado, y una rampa decorosa y céntrica para bajar a la playa de levante. He aquí el programa mínimo de mejoras que son tan poco costosas como indispensables”.

de 1943:

Salinera Catalana recibió una petición del Ayuntamiento para intentar alojar en sus casas de Cabo de Palos a los guardas destinados ese verano a vigilar las playas del pueblo. Pero los responsables de la empresa notificaron, por carta, la imposibilidad de darles alojamiento al ya estar ocupadas por personal de la misma.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre La Voz de La Manga

Redacción de La Voz de La Manga.

Quizás te interese

28 de mayo…

de 1971: A menos de cuarenta millas de Cabo de Palos el ‘Saga’, un barco ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *