Home » Efemerides » 14 de junio…

14 de junio…

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

de 1930:

El Ayuntamiento de Cartagena aprueba el gasto anual para las colonias en Cabo de Palos de ese año que se realizaron durante el mes siguiente:

“El alcalde propuso a la Corporación Municipal, que así lo acordó, contribuir con 250 pesetas para la Colonia escolar marítima que organiza la Cruz Roja con los hijos de sus camilleros y que saldrá el próximo mes de julio para la playa de Cabo de Palos.”

Con fecha 5 de julio se confirma la fecha de salida:

“Primeramente los practicantes señores Redondo, Tendero y Miras, procedieron a vacunar a todos los niños y a muchos de sus familiares que así lo desearon y después se congregaron todos en la sala de la Ambulancia, donde les dirigieron la palabra el Maestro que ha de ir al frente de la Colonia, don Daniel López Abellán y el médico don Casimiro Bonmatí.

El señor López Abellán expuso los grandes beneficios que las Colonias donde juntamente con la visita a Centros de instrucción alternarán los ejercicios físicos, la natación y los juegos al aire libre”.

Y el día 15 se narra el viaje…

“A las nueve y media dióse la voz de formar, y después de pasada lista, ocuparon un magnífico ómnibus-automóvil, en el que hicieron el viaje a Cabo de Palos, en donde les esperaba el secretario de la Institución y alma de esta humanitaria obra, Excmo. Sr. Don José Moncada.

Con los chicos, fueron acompañándoles a Cabo de Palos el presidente accidental don Pedro Gambín, el médico director de la Colonia don Casimiro Bonmatí, practicante de la misma don Manuel Redondo y, los señores don Óscar Nevado, don Joaquín Moncada, don Antonio Ripoll, don Vicente Bonet, don Manuel Arcayna, don José María de Velasco y don José María Cebada.

Apenas llegados los colonos a esta hermosa playa, acudieron a saludarles numerosas personas de la Colonia veraniega, entre las que recordamos a don Joaquín Nieto Nieto, al médico don Ángel Sánchez de Val, don Alberto Calderón, don Antonio Gogonza, el catedrático don Constantino Guijarro, don Antolín Vila y algunos otros.

Se alojan los muchachos en el espacioso local de la Estación de Salvamento de Náufragos. Poco después de llegar a Cabo de Palos, se dieron el primer baño, en la playa de Levante, bajo la inspección de su profesor y del médico señor Bonmatí.”

Debió ser un auténtico acontecimiento social la visita de esta colonia y no tardó un antiguo diputado, Joaquín Payá, en ofrecer 350 pts. para que permanecieran una semana más en Cabo de Palos.

14 de junio

Durante su estancia no pararon de recibir regalos y presentes…

“Muchas familias de la localidad y casi todos los veraneantes en dicha playa… …no cesan de enviar a los colonos frutas, dulces y pasteles, que son recibidos con la natural alegría de los pequeñuelos.

Antoñita Martínez Milelire, la encantadora joven que une a su peregrina belleza una gran bondad y un cariño sin límites hacia los niños, ha tenido el generoso rasgo –no extraño por tratarse de ella- de enviar a los chicos de la colonia varias cajas de dulces y galletas y una colección de cuentos instructivos.”

Y la prensa continuaba dando noticias a sus lectores sobre la vida de la colonia en Cabo de Palos:

En Cabo de Palos, la maravillosa playa menos conocida de lo que se merece por sus excelentes condiciones naturales y la bondad de sus aguas, siempre apacibles y serenas, continua veraneando la Colonia escolar de la Cruz Roja.

La vida tranquila en contacto pleno con la naturaleza, ha hecho que se verifique en los niños un cambio sorprendente en su constitución física, ganando en robustez y alegría y demostrándose con ello los muchos beneficios que estas Colonias reportan a la infancia.

En las horas que el baño, la gimnasia y demás deportes les deja libres, se dedican a recorrer los sitios más pintorescos de la costa, admirando mucho los niños el panorama que se ofrece desde la llamada ‘Cala Medina’, donde recogieron un numeroso botín de chapas y caracolas”.

Hicieron también una visita a la Estación de Radiotelegrafía, y el jefe de la misma, don Ángel Rojas, dióles ligeras lecciones de telegrafía óptica para la cual les repartió unos banderines de señales.”

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Sobre La Voz de La Manga

Redacción de La Voz de La Manga.

Quizás te interese

28 de mayo…

de 1971: A menos de cuarenta millas de Cabo de Palos el ‘Saga’, un barco ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *